Lunes 26.02.2018
El Bernabéu

REAL MADIRD 89-76 IBEROSTAR TENERIFE

Carnaval merengue

El Real Madrid superó con creces a un Iberostar Tenerife que se apagó en cuanto los triples empezaron a escasear. Abromaitis y Ponitka fueron de lo mejor pero poco pudieron hacer ante una aportación coral merengue. Cinco jugadores por encima de los diez puntos para hacer efectivo el triunfo antes de viajar a la Copa.

Doncic ante Iberostar Tenerife. Foto: acb.com
Doncic ante Iberostar Tenerife. Foto: acb.com
Carnaval merengue
  89 - 76  
REAL MADRID vs IBEROSTAR TENERIFE

Inicio eléctrico en el WiZink Center. Era el duelo antes de viajar a la Copa del Rey y ambos equipos querían marcharse con buenas sensaciones. El Madrid, con tres derrotas seguidas a las espaldas, no quería un nuevo susto. Con un quinteto inusual por la presencia de Randolph, los de Laso buscaron el poste.. (Así vivimos el partido en directo).

El esloveno anotaba y Tavares intimidaba en la pintura. Tapón y a correr, sobre todo un Doncic entonado. En ese ritmo frenético que se impuso desde el minuto cero se gustó Tenerife. Cinco de seis en triples de la mano de Beirán, San Miguel y Abromaitis. Una antideportiva justa pero innecesaria Iberostar se adelantaba. 18-21 viviendo del gran acierto exterior

No era buena idea mantener el ida y vuelta y Laso respondió. Carroll en cancha para sacar partida de esa velocidad en la que se estaba gustando el cuadro visitante. Un huracán de 9-0 en los primeros minutos revertía la situación. Campazzo creaba, Carroll la clavaba en el perímetro y Maciulis hacía de las suyas en el poste. Sin embargo, fue la conexión del argentino -cinco asistencias en este cuarto- con Felipe Reyes las que más daño hicieron. Ni el continuo triple que siempre llegaba ni la mano de Tobey eran suficientes para remontar. El 27-21 no hizo más que aumentar. 43-34 antes del descanso contando incluso con una nueva antideportiva a favor de los de Katsikaris. Era mucho Madrid en un terreno más que conocido: el de la carrera.

DE LA REMONTADA A LA PUNTILLA

Iberostar salió con actitud. Incluso llegó a parecer que la remontada, o al menos un ajuste del marcador, podría producirse. Quedó todo en un intento. Y más tras la soledad de Ponitka y Abromaitis. El primero mantuvo un buen duelo ante Doncic y el segundo fue quien mejor parado salió del cuarto. 10 puntos para sumar a su cuenta particular pero sin que se notase en el luminoso general. Y es que los Doncic, Campazzo y Tavares seguían haciendo de las suyas. Imparables en sus respectivas posiciones -sobre todo un Facu desatado- lograron calmar ese sofoco tinerfeño y convertir las prisas en un factor muy favorable. Hasta el 68-53 final que pudo ser mayor si Causeur hubiera anotado un lanzamiento desde medio campo que se quedó cerca.

TURNO DE LA FIESTA

Diez minutos con muy poco en juego. Ni Tenerife confiaba en la remontada. Minutos llamados de la basura convertidos en los del espectáculo y despiste. La defensa visitante se deshizo y Doncic lo aprovechaba en la pintura. Causeur con un aro pasado, metía el dedo en la llaga hasta el 79-61. Katsikaris se desesperaba por momentos y la reacción que se intuía en la segunda parte se retrasaba cada vez más. Fue el momento en el que Wolf con cinco puntos consecutivos insuflaba aliento a su equipo y con una canasta de Tobey redondeaban el 0-7. Lo paraba un Laso fuera de sus casillas por el 81-68 a tres minutos para el final. Triunfo, fiesta y muchas ganas de Copa.

 

 

REAL MADRID 89-76 IBEROSTAR TENERIFE

Iberostar Tenerife: San Miguel (6), Beirán (14), Ponitka (4), Abromaitis (21), Tobey (17) -cinco inicia- Niang (0), Bonde (-), Allen (2), Bassas (5), Borg (7), White (0).

Entrenador: Fotis Katsikaris.

Real Madrid: Campazzo (15), Doncic (11), Taylor (7), Randolph (8), Tavares (6) -cinco inicial- Carroll (13), Yusta (0), Maciullis (4), Radoncic (-), Randle (-), Reyes (12), Causeur (13).

Entrenador: Pablo Laso.

Árbitros: Pérez Pizarro, Aliaga, Sánchez Mohedas.

Parciales: 18-21 | 25-13 | 25-19 | 21-23

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20 de ACB que se disputó en el pabellón WiZink Center (Madrid).

Comentarios